Los errores más comunes al redactar un currículum (II)

Después del post de la semana pasada, el cual, por cierto, tuvo gran aceptación, hecho que me llena de orgullo y satisfacción (coyuntura que me alegra enormemente, que la jerga real ya no se lleva); voy a proseguir analizando los errores más comunes en la confección del currículum.

“Currículum animado” ¿Demasiado? Imagen de Elpeneque Caricaturas

Hay un episodio de los Simpsons en el que Homer intenta que Bart se haga un genio de jugar al minigolf para ganarle al hijo de Flanders. Para ello le comenta que el palo de golf tenía que ser para él lo que un bate a un jugador de béisbol o lo que un violín para … uno que toque el violín. Pues en el caso de nosotros, los buscadores de empleo 2.0, nuestro CV es nuestro blasón, nuestra arma, luego tenemos que lograr que éste sea nuestro aliado y no nuestro enemigo. Y en cuanto a esto, hay errores que pueden condenarte.

#6 Vocabulario

En esta sección quiero hacer alusión a que tienes que manejar un vocabulario extenso a la hora de narrar tus logros y evitar, en la medida de lo posible, fases trilladas que aparecen en el 90% de los CVs. Expresiones como “me encanta trabajar en equipo”, “soy una persona responsable de mi trabajo”, “soy proactivo y de confianza” ,“mi trabajo está siempre orientado a resultados” o “quiero un puesto que me haga crecer profesionalmente” pueden, simplemente, aniquilar tus posibilidades de ser contratado. Básicamente porque son frases muy usadas y no tienen impacto ninguno sobre el profesional de RRHH. En vez de frases generalizadas lo ideal es describir logros concretos, por ejemplo, “aumenté las ventas en un 15% durante mi período de gestión”.

Otro detalle a destacar en este capítulo, ya que estoy tratando la generalidad del CV, es precisamente definir de una forma demasiado amplia el objetivo del mismo. En este caso, a pesar de que poseas experiencia en diferentes campos, conviene centrarse en una habilidad que quieras resaltar en pro de conseguir un puesto de trabajo relacionado con dicha capacidad. Sé avispado y adecúa, siempre que se pueda, y sin incurrir en incoherencias, la presentación de tus competencias a la oferta que presenta la empresa.

Añadir también el empleo de verbos de acción a la hora de relatar las funciones que desarrollabas en tus puestos anteriores. Éste es un elemento diferenciador y que no mucha gente maneja en su CV. Con esto me refiero a replantear la manera de describir tus desempeños anteriores usando términos más enérgicos y que indiquen más determinación. Por ejemplo, sustituir expresiones como “estuve a cargo de la captación de clientes” o “fui responsable del departamento comercial” por “como líder del equipo comercial diseñé e implementé la estrategia de captación de clientes”. Tu manera de contar las cosas puede predefinir de forma positiva o negativa tu imagen.

ortografía#7  Estética

Hemos citado que un CV debe captar la atención del profesional de RRHH. La presentación del mismo es un agente que, de entrada, puede jugar un rol importante. Es vital que tenga una lectura visual sencilla, equilibrada y original, sin caer en extravagancias. Es relevante seleccionar un formato de fuente o una tipografía fácil de leer, evitando cursivas o adornos innecesarios. Es conveniente ser cuidadoso con el uso de la colocación de negritas sólo para realzar algún título o subtítulo. Debemos emplear unos márgenes compensados evitando que roben espacio a la información. Evidentemente es trascendental la limpieza, los tachones están absolutamente prohibidos. Mención aparte merece la ortografía. Redactar un CV conlleva una dedicación considerable, por ello, es algo que no podemos tomarnos a la ligera. Hay que reexaminar cada palabra o expresión. Una falta de ortografía, bajo mi punto de vista, supone una eliminación automática y, sería una pena perder por una cosa tan trivial y fácilmente revisable, un empleo para el que puedes estar totalmente capacitado.

#8 Información inapropiada

Respecto a los datos que aportas hay ciertas especificaciones con las que debes ser especialmente cuidadoso. Lo que estás haciendo a través de tu CV es impulsar tu marca personal, por lo tanto, se presupone que debes transmitir una imagen de profesionalidad por encima de todo. El típico ejemplo es una dirección de correo electrónico no idónea tipo “playboy82@hotm…” o “sementaldelcampo@yah…”. Resulta cómico pero estas gracietas existen en el mundo laboral.

Hay que evitar mostrar en tu CV tendencias demasiado personales como militancia política, creencias religiosas o equipo de fútbol predilecto. Puedes cerrarte puertas antes de tiempo y recuerda, es un juego en el que tú no pones las reglas. Rehuye hasta el extremo escribir sobre preferencias salariales en el CV. Este es un topic para la entrevista y que debe ser tratado con mucha cautela. Otra referencia a eludir claramente son los motivos por el que dejaste o fuiste despedido de un trabajo. Tema a ser tratado en la entrevista. ¡No te metas en más líos de los debidos!.

Otra variante es dar testimonio de circunstancias no trascendentales, o que carecen de actualidad, como, por ejemplo, tu promedio escolar pasados 10 años de haber acabado tus estudios o tu labor como ayudante en la tienda de chuches de tu tía cuando tenías 18 años. El espacio es limitado, ¡sácale partido!

curriculum-620x465#9 Información omitida

Si por lo general tendemos a incorporar datos superfluos, también tendemos a olvidar o a cometer errores importantes respecto a referencias capitales. El objetivo del CV es contactar con empresas interesadas en tus servicios, por ende, tus datos de contacto deben ser … ¡correctos!. Puede parecer algo evidente pero hay circulando una gran cantidad de CVs con números de teléfono o direcciones de correo electrónico erróneos. Las fechas es otro dato fundamental. No olvides incluirlas y que la secuencia temporal sea contínua, los responsables de RRHH prestan especial atención a este apartado. Otras particularidades que se suelen ignorar son, por ejemplo, las características de la empresa en la que prestaste tus servicios o el número de personas bajo tu responsabilidad. Son detalles que agradan y dan muestra de conocimiento empresarial o capacidad de liderazgo.

mentir#10 Información falsa

Contaba el genio Sabina en una de sus joyas la conveniencia del uso de mentiras piadosas. Aplicado a otros ámbitos a lo mejor es conveniente, pero respecto al apartado laboral, desde luego, no es apropiado su utilización. Dedicaré más adelante un post a este theme pues hay una diversidad sorprendente de opiniones al respecto, pero considero que es un riesgo demasiado elevado el que se corre cuando se miente en un CV. Te expones a quedar en evidencia y no sólo perder una oportunidad laboral inmediata, sino futuras. Incluso si el boca a boca funciona entre profesionales de RRHH tu credibilidad puede quedar comprometida a la hora de afrontar otros procesos de selección en otras compañías. Desde luego, la gravedad de la misma es un factor a ser considerado, así como que, una mentira puede conllevar algunas más para mantener el farol. Desde luego, un tema interesante y curioso. Dijo Ghandi que “más vale ser vencido diciendo la verdad, que triunfar por la mentira”.

Acabo este post habiendo metido en el mismo párrafo referencias de Sabina y Ghandi, sin duda, despedida en todo lo alto.

Espero les haya resultado interesante. ¡No olvides seguirme a través de facebook y twitter!. ¡Gracias por el apoyo¡

Anuncios

2 respuestas a “Los errores más comunes al redactar un currículum (II)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s