“Por lo menos tienes trabajo” : El leitmotiv de la precariedad laboral

Dicen que en el país de los ciegos el tuerto es el rey. Siempre he odiado este aforismo popular, me parece induce al conformismo, el cual, bajo mi punto de vista, es uno de los pecados más flagrantes que se pueden cometer. Pues bien, el “por lo menos tienes trabajoalfiler (2)que escuchamos a diario en la sociedad española viene a ser el equivalente laboral a este dicho. Podríamos hablar de que los desempleados serían los ciegos y los currantes los tuertos. Analizándolo no deja de ser una absoluta realidad pero, sinceramente, no me gusta. Escuchar en las calles y bares a gente que habla del hecho de tener trabajo como si les hubiese tocado la lotería no es agradable. Es evidente que en un país con una tasa de desempleo que ronda el 23% y donde cada vez son más frecuentes los casos de ciudadanos que viven por debajo del umbral de pobreza, sentirse afortunado por la simple coyuntura de tener la posibilidad de currar y ganarte el pan honradamente es claramente lógico y comprensible. Pero ¿a qué precio y en qué condiciones estamos desempeñando nuestro trabajo?. Probablemente la respuesta a esta pregunta hace que el “por lo menos tengo trabajo” adquiera otra dimensión.

Lo que pretendo con este post es reivindicar simplemente el derecho a un trabajo digno. Creo es necesaria una reflexión sobre la pérdida de calidad del empleo que hemos sufrido y seguimos padeciendo actualmente, y una mayor concienciación de todos los agentes implicados en este complejo mundo profesional.

esqueleto# Decisiones gubernamentales (el gobierno). Partiendo de arriba hacia abajo toca hablar de los peces gordos, que son los que tienen la facultad de llevar a cabo políticas que tengan un efecto más directo sobre la existencia laboral española. Ciñéndome a la última reforma laboral implementada ya hace dos años, no hay que ser un experto en esta materia para comprobar que medidas como la agilización del proceso de despido, la reducción de las indemnizaciones, la supresión de los salarios de tramitación, el establecimiento del período de prueba de un año para los contratos indefinidos de apoyo a emprendedores,… no han provocado precisamente una mejora de las condiciones de nuestro mercado laboral. Es año de elecciones, y sin ganas de hacer política, creo es imprescindible una mayor sensibilización por parte de nuestros actores políticos sobre la necesidad imperante de introducir propuestas para intentar incentivar el empleo en nuestro país. Empieza a sonar el contrato único, una subida del SMI, reducción de la jornada laboral, bonificaciones a las empresas que despidan menos,… Es el momento de que el partido que sea empiece a actuar de forma decidida para progresar en este ámbito.

monopoly# Dictadura empresarial (el empresario). Tampoco cuento nada nuevo si digo que, sobre todo, tras la mencionada enmienda laboral, el poder unilateral del empresario se ha visto incrementado. Pues bien, a ellos les toca también hacerse responsables de esta situación. No sirven las actitudes caciquiles ni la explotación laboral. Es el momento de cuidar al empleado, motivarlo más que nunca, y recompensarlo en la medida que se pueda, no hablo de regalar nada, sino de intentar ser justos.

trabajador dudoso# Resignación proletaria (el trabajador). Se trata, evidentemente del pilar más perjudicado por la cruda realidad profesional. Probablemente cada vez se nos pide más por menos, pero también creo que aceptar no es resignarse. A pesar del panorama considero imprescindible no sucumbir a la negatividad reinante ni conformarse con la atmósfera impuesta. Sé profesional, sé productivo y busca mejoras en tus condiciones laborales. Sólo desde el trabajo y el esfuerzo es posible la evolución. Desde luego, es complicado cumplir a veces con estas consignas motivacionales, pero tampoco dejan de ser ciertas. Me gustaría que el “por lo menos tengo trabajo” cambiara por el “tengo trabajo y quiero mejorar”. ¿Quimera o posible realidad?.

En cualquier caso, estos tres agentes tienen la clave en esta lucha contra la precariedad laboral que acucia nuestra sociedad. Creo firmemente en la restauración de la ambición laboral y en el declive de la sumisión existente y tendente al estancamiento. A lo mejor peco de optimista, pero creo hay peores pecados…

Probablemente sin recursos, pero todavía humanos. Espero les gustase el post. ¡No olvides seguirme a través de facebook y twitter! ¡Muchas gracias!

Anuncios

3 thoughts on ““Por lo menos tienes trabajo” : El leitmotiv de la precariedad laboral

  1. josé antonio 27 mayo, 2015 / 9:46 am

    Esto es una guerra de ricos contra pobres. Y van ganando los ricos. Los pobres (los trabajadores) no tenemos que resignarnos, de ahí que es importante a quien se vota en las lecciones. Es incomprensibles que un trabajador vote a gentes que sus ideas es la de recortandos los derechos a los trabajadores.

    Me gusta

  2. helloyoungstersblog 29 mayo, 2015 / 11:55 am

    Nos unimos a la lucha del trabajo digno y tenemos que tener la esperanza en que la lucha vale la pena¡¡¡
    Nos parece clave dejar constancia de estos problemas por escrito… enhorabuena por el blog y por su éxito¡

    Me gusta

    • artemisosa 29 mayo, 2015 / 4:21 pm

      Enhorabuena a ustedes por su propuesta!!. Creo es importante hacernos eco de las trabas que existen en nuestra realidad laboral. Muchas gracias!!. Seguimos en contacto 😉

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s