El manejo del silencio en la búsqueda de empleo

Pronunciaba Confucio esa mítica sentencia de que “el silencio es el único amigo que jamás traiciona”. Es necesaria y totalmente indispensable su presencia en ocasiones. Tengo que confesar que más de una vez he huido en su búsqueda. Muchas veces a su cobijo las cosas se ven más nítidas y suele ayudar a divisar el horizonte entre tanta niebla. Vivimos en un mundo de ruidos. Nos colapsan los sentidos con multitud de estímulos externos que siembran silencio tío megáfonocantidad de conceptos en nuestros cocos que bien germinan en sentido positivo o se convierten en peligrosas amenazas contra nuestra cordura. Con esta reflexión digna de Paulo Coelho en horas bajas a donde pretendo llegar es que el silencio tiene muchos significados y más interpretaciones. Extrapolando este fenómeno a esa batalla campal que es actualmente la búsqueda de un empleo digno, nos encontramos ante el mayor miedo al que se enfrenta un demandante de empleo: el abismo del silencio.

No digo nada novedoso si afirmo que la búsqueda de trabajo es un trabajo en sí mismo, valga la redundancia. Y no sólo eso, se trata de una de las labores más ingratas que existen, pues la recompensa pocas veces se obtiene, por lo cual, puedes facilmente caer en la tentación del desánimo y entrar en ese diabólico bucle de “para qué me inscribo a ofertas o entrego currículums si no recibo respuesta”. Se trata de un ejercicio de constancia, tesón y fortaleza mental realmente admirable. Consiste ya no sólo en mantenerte a flote, sino nadando a brazada limpia, para que esa ola de silencio no haga mella en tu ánimo.

Los expertos hablan de actitud positiva a la hora de afrontar esta problemática. Recomiendan sonreir, ser optimistas, no tener pensamientos destructivos,… y, desde luego, tienen razón, pero a veces estas sugerencias carecen de practicidad. En la búsqueda de empleo es imperioso (y no me refiero al caballo de Jesús Gil) planificar el proceso y marcarte unas metas, unos objetivos concretos.

silencio orejaLa complejidad radica en combinar el rastreo directo de oportunidades, bien entregando curriculums o apuntándote a ofertas en los portales de empleo, con lo que llaman la búsqueda indirecta. Este concepto se basa en llevar a cabo acciones que a lo mejor no desembocan en ocasiones inminentes de empleo pero sí te permiten dejar tu huella, lo cual en el futuro podría traducirse en que tu candidatura sea considerada para un puesto de trabajo. Un ejemplo es mantenerte activo en redes sociales en relación al área sobre el que buscas trabajo. Los foros de Linkedin son una buena muestra de este hecho. Esto te ayuda también a mitigar el efecto del silencio sobre el esfuerzo en tu batida por encontrar un empleo adecuado.

Otro efecto nocivo del silencio en la búsqueda de empleo es el que manifestamos a través de la prudencia o la timidez a la hora de comunicar nuestra situación a personas que quizás nos puedan ayudar en nuestra persecución del empleo perdido. Me refiero a que hay que ser atrevido y hacerte notar, tirar de contactos todo lo que puedas, sin vergüenza y sin miedo a recibir un NO por respuesta. Al contrario, es un acto de del que sentirse orgulloso. Tengo que reconocer que yo he incurrido en este error muchas veces y, desde luego, la sensación que se te queda tras el “y si le hubiera dicho” es realmente desagradable.

silencio reloj arenaMantente a la vista. El trabajo es uno de los principales medios por el que nos socializamos. Por tanto, tienes que compensar la carencia de este canal buscando actividades en las que puedan aflorar conversaciones que puedan resultar útiles para tu finalidad de encontrar empleo. Nunca se sabe cuándo o cómo se va a presentar una coyuntura que favorezca nuestro propósito. Lo que desde luego es seguro, es que en el sillón de tu casa no va a aparecer por arte de magia una posiblidad de empleo. Clases de baile, crossfit, trekking, ajedrez o lo que quieras, siempre que sea en grupo. Puede surgir ocasión de establecer un contacto útil. En cualquier caso, la socialización minimiza el desgaste que genera la búsqueda de empleo y la preocupación que se deriva de la misma, así que siempre es recomendable.

En esa persecución de un hueco en el panorama laboral hay un silencio que es especialmente dañino, y es el que mantienen en ocasiones (con demasiada frecuencia diría yo) los empleadores tras la recepción de una candidatura o incluso tras haber realizado alguna prueba de selección de un demandante de empleo. Éstos siempre deben recibir respuesta. No cuesta nada enviar un mail justificando la no contratación. No es necesario explicaciones detalladas, no creo sea eso lo que esperan los aspirantes. Es simplemente dar una nimia muestra de que se les ha tenido en cuenta. Al fin y al cabo, los solicitantes han dedicado algo de tiempo y esfuerzo a redactar el mail, ir a la entrevista,… Es lo mínimo. La no respuesta genera un silencio pernicioso para el candidato y también para la imagen de la empresa. Se argumenta falta de tiempo, pero yo creo es falta de empatía. Este tipo de detalles marcan la diferencia.

silencio darwinEn definitiva, en esa ardua labor que es la búsqueda de empleo, como en la vida en general, hay que aprender a estar solo y saber manejar ese silencio, que probablemente es la respuesta más contundente que existe. Hay que buscar estrategias para no aislarte y que tu esfuerzo se traduzca en oportunidades con la mayor efectividad posible, combatir el silencio. Lo decía el gran Benedetti: “Hay pocas cosas tan ensordecedoras como el silencio”.

Espero les haya gustado el post. Probablemente sin recursos, pero todavía humanos. ¡No olvides seguirme a través de facebook o twitter! ¡Gracias por el apoyo!.

Anuncios

2 thoughts on “El manejo del silencio en la búsqueda de empleo

  1. Carmen Cifuentes "Collier" 26 julio, 2015 / 8:42 pm

    Buen post te felicito!! Feliz semana.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s