Trabajar pasados los 50: Los viejos rockeros nunca mueren

Cada vez que veo alguna oferta de trabajo cuyo enunciado incluye alguna sentencia discriminatoria como “de entre 25 y 40 años” o “preferiblemente menor de 45 años” me imagino a alguno de estos responsables que decidieron colocar este requisito delante de Mick Jagger intentando explicarle por qué con más de 70 no puede realizar una gira multitudinaria con sus Rolling alrededor de medio planeta  y batir récords de recaudación. O enfrente de Michael Jordan, cuando decidió volver por segunda vez rondando la cuarentena, intentando argumentarle que ya no tenía edad para competir en la NBA. Resulta absurdo.

Lo alarmante del asunto no es que se incluyan en las ofertas este tipo de vetos por la edad. El verdadero problema radica en que ya estamos normalizando que se impongan este tipo de límites a la hora de acceder a un puesto de trabajo. Y no nos equivoquemos, viejo sentado esperando entrevistahablamos de incumplir principios laborales básicos. De esta forma, el Estatuto de los Trabajadores recoge en su artículo 4.2 c) que “… los trabajadores tienen derecho a no ser discriminados directa o indirectamente para el empleo, o una vez empleados, por razones de sexo, estado civil, EDAD, origen racial o étnico, condición social, religión o convicciones, ideas políticas, orientación sexual, afiliación o no a un sindicato, así como por razón de lengua, Sigue leyendo

Anuncios

La muerte del CV en papel

He estado retocando el CV estos días, pensé en imprimir algunos ejemplares y, de repente, me transmitió una extraña sensación de añoranza. ¿Es cierto que el clásico CV impreso ha pasado a mejor vida?. En principio podría parecer que sí. Cada vez es más complicado hacer entrega de un CV en mano en las empresas. Con la LOPD (Ley Orgánica de Protección de Datos) lo que se está intentando es que las compañías utilicen los datos personales de los busqueda-onlinesolicitantes de empleo apelando a principios de buena conducta (se acabó romper CVs), pero lo que también está causando es que al entregar físicamente los mismos aumenten los trámites burocráticos, llegándose a extremos en las empresas de directamente no recogerlos y remitir a los demandantes de trabajo a la página web.

#Acto de valentía. Antes del desarrollo de la era virtual, entregar un CV era una oportunidad de causar una buena impresión. Te permitía establecer contacto directo con algún empleado de la compañía. Era Sigue leyendo