Síndrome de Burnout: El incendio de tus recursos internos

Veo muchas lagunas en la expresión “el trabajo dignifica”. Karl Marx pronunciaba esta frase en referencia a que el ser humano necesita desempeñar una labor para sacar a lucir sus burnout1potencialidades. Entiendo esa necesidad de sentirte útil y de pertenecer a una sociedad
económicamente activa (con más razón hoy en día). Ganarte el pan con el sudor de tu frente. Pero, para que el trabajo influya favorablemente en tu realización personal, hacen falta unas circunstancias adecuadas. Cuando no se dan, y es desgraciadamente frecuente, ese proceso de dignificación puede derivar en uno de destrucción. Por lo tanto, lo que te honra Sigue leyendo

Anuncios

El manejo del silencio en la búsqueda de empleo

Pronunciaba Confucio esa mítica sentencia de que “el silencio es el único amigo que jamás traiciona”. Es necesaria y totalmente indispensable su presencia en ocasiones. Tengo que confesar que más de una vez he huido en su búsqueda. Muchas veces a su cobijo las cosas se ven más nítidas y suele ayudar a divisar el horizonte entre tanta niebla. Vivimos en un mundo de ruidos. Nos colapsan los sentidos con multitud de estímulos externos que siembran silencio tío megáfonocantidad de conceptos en nuestros cocos que bien germinan en sentido positivo o se convierten en peligrosas amenazas contra nuestra cordura. Con esta reflexión digna de Paulo Coelho en horas bajas a donde pretendo llegar es que el silencio tiene muchos significados y más interpretaciones. Extrapolando este fenómeno a esa batalla campal que es actualmente la búsqueda de un empleo digno, nos encontramos ante el mayor miedo al que se enfrenta un demandante de empleo: el abismo del silencio.

No digo nada novedoso si afirmo que la búsqueda de trabajo es un trabajo en sí mismo, Sigue leyendo

Los 10 errores más comunes en una entrevista de trabajo (II)

En el anterior post comentaba que no hay plan perfecto a la hora de afrontar una entrevista. Pues bien, esta sentencia es totalmente cierta, pero también lo es que siempre es mejor tener un plan que ninguno. Se dice mucho eso de “prefiero no prepararme nada antes de la entre2 (1)entrevista, porque eso me restará naturalidad”. Craso error. Tener un esquema prefijado, siempre abierto a posibles modificaciones, con unas directrices a seguir te va a ser realmente útil para proyectar esa imagen deseada, más allá del resultado final. No hay garantía absoluta
sobre el éxito, pero sí hay unas líneas rojas que si sobrepasas te condenarán al fracaso.
Esta historia va primero de conectar y empatizar, para luego Sigue leyendo

Los 10 errores más comunes en una entrevista de trabajo (I)

No hay plan perfecto. Así de claro. Una entrevista es empatía, y para que sea exitosa debe establecerse un intercambio positivo de energías. En este encuentro no todo depende de ti, puede salir mal incluso si cumples con todas las premisas que enumeran los expertos de RRHH. Al final, es una cuestión de causar una buena impresión y esta entrevista sonrisacircunstancia, a pesar de que pongas todo tu empeño en ella, simplemente, en ocasiones no se da. Pero en lo que sí te puedes enfocar es en no arruinarla antes de tiempo con descuidos fácilmente evitables. Enfrentarse a una entrevista conlleva cierta preparación mental, debes
conocer tus puntos fuertes, e intentar potenciarlos, y tus debilidades, para procurar camuflarlas o incluso convertirlas en fortalezas. Es una venta, y  tú eres el producto. No conozco a ningún comercial exitoso que no crea en lo que vende. No digo nada novedoso si hablo de la confianza en ti mismo como un aspecto clave. Pues bien, a la autoestima se suman otros agentes esenciales como la formación, la experiencia, la comunicación, … pero Sigue leyendo

“Por lo menos tienes trabajo” : El leitmotiv de la precariedad laboral

Dicen que en el país de los ciegos el tuerto es el rey. Siempre he odiado este aforismo popular, me parece induce al conformismo, el cual, bajo mi punto de vista, es uno de los pecados más flagrantes que se pueden cometer. Pues bien, el “por lo menos tienes trabajoalfiler (2)que escuchamos a diario en la sociedad española viene a ser el equivalente laboral a este dicho. Podríamos hablar de que los desempleados serían los ciegos y los currantes los tuertos. Analizándolo no deja de ser una absoluta realidad pero, sinceramente, no me gusta. Escuchar en las calles y bares a gente que habla del hecho de tener trabajo como si les hubiese tocado la lotería no es agradable. Es evidente que en un país con una tasa de desempleo que ronda el 23% Sigue leyendo

Los beneficios de la siesta en tu rendimiento laboral

En 2012 se inició una política de Estado conocida como marca España, con la que se pretendía mejorar la imagen exterior de nuestro país, asociada tradicionalmente a estereotipos tan trillados como los toros, el flamenco, la sangría (hablo de alcohol, no de ortografía) y por supuesto, la castiza siesta. A éstos yo añadiría, gracias a la estupenda labor de nuestros queridos políticos (no soy de generalizar, pero aquí me voy a dar el capricho), la corrupción. Pero volviendo a ese sagrado hábito de descanso nacional, existe una animadversión palpable hacia the-telegraph-siestaesta costumbre desde otros países. Fueron notorios los artículos dedicados hacia esta práctica en The Telegraph y New York Times (realmente curioso que ambos rotativos hayan hecho reseña de la siesta española). El rotativo británico por ejemplo hablaba de la siesta como un serio retroceso que sólo contribuía a descender la productividad. Al artículo lo acompañaba la mítica foto de un señor entradito en carnes quedándose dormido en una silla (¿Habrá consentido este señor el uso de su imagen?Imagino su asombro al enterarse que su foto echándose una cabezadita anda rulando por medio mundo). El laureado periódico americano por su parte, trataba este tema criticando nuestro empecinamiento en vivir con nuestro propio reloj, inconcebible actitud cuando Sigue leyendo

La muerte del CV en papel

He estado retocando el CV estos días, pensé en imprimir algunos ejemplares y, de repente, me transmitió una extraña sensación de añoranza. ¿Es cierto que el clásico CV impreso ha pasado a mejor vida?. En principio podría parecer que sí. Cada vez es más complicado hacer entrega de un CV en mano en las empresas. Con la LOPD (Ley Orgánica de Protección de Datos) lo que se está intentando es que las compañías utilicen los datos personales de los busqueda-onlinesolicitantes de empleo apelando a principios de buena conducta (se acabó romper CVs), pero lo que también está causando es que al entregar físicamente los mismos aumenten los trámites burocráticos, llegándose a extremos en las empresas de directamente no recogerlos y remitir a los demandantes de trabajo a la página web.

#Acto de valentía. Antes del desarrollo de la era virtual, entregar un CV era una oportunidad de causar una buena impresión. Te permitía establecer contacto directo con algún empleado de la compañía. Era Sigue leyendo

Ser autónomo en España y el resto del mundo

Desde que empecé a escribir el blog tenía ganas de tocar el tema de los autónomos. Más que nada, por expresar simplemente mi admiración y presentar mis respetos a este colectivo, denostado y yo diría que hasta maltratado en nuestro país. Y el estudio realizado por la revista económica Forbes evaluando la situación de los autónomos en distintos países europeos y EEUU me ha dado autonomosaltola oportunidad. Nunca he sido autónomo, me lo he planteado cantidad de veces pero lo cierto es que las trabas burocráticas han aplacado mi espíritu emprendedor (al menos hasta ahora). Pero sí he vivido de cerca la realidad en la que andan inmersos estos héroes que no saben que lo son. No quiero tampoco que este post se convierta en una oda gratuita al autónomo, aunque lo merezcan. Pero sí que es necesario dejar constancia y si se puede, en voz alta, de la situación flagrante a la que se enfrentan los pequeños emprendedores en nuestro país en comparación a otras naciones.

Se habla de ellos como el motor de la recuperación. Se deposita en ellos la esperanza de reactivar la economía. Cuando, a efectos prácticos se les ponen gran cantidad de escollos a Sigue leyendo

Los errores más comunes al redactar un currículum (II)

Después del post de la semana pasada, el cual, por cierto, tuvo gran aceptación, hecho que me llena de orgullo y satisfacción (coyuntura que me alegra enormemente, que la jerga real ya no se lleva); voy a proseguir analizando los errores más comunes en la confección del currículum.

“Currículum animado” ¿Demasiado? Imagen de Elpeneque Caricaturas

Hay un episodio de los Simpsons en el que Homer intenta que Bart se haga un genio de jugar al minigolf para ganarle al hijo de Flanders. Para ello le comenta que el palo de golf tenía que ser para él lo que un bate a un jugador de béisbol o lo que un violín para … uno que toque el violín. Pues en el caso de nosotros, los buscadores de empleo 2.0, nuestro CV es nuestro blasón, nuestra arma, luego tenemos que lograr que éste sea nuestro aliado y no nuestro enemigo. Y en cuanto a esto, hay errores que pueden condenarte.

#6 Vocabulario

En esta sección quiero hacer alusión a que tienes que manejar un vocabulario extenso a la hora de narrar tus logros y evitar, en la medida de lo posible, fases trilladas que aparecen en el 90% Sigue leyendo

6 razones por las que NO tener un currículum B

Desgraciadamente en la actualidad, y a raíz de la precaria situación laboral por la que atravesamos, es muy común, sobre todo, entre los jóvenes que finalizan sus estudios y se incorporan al mercado laboral, devaluar su currículum, es decir ocultar títulos como postgrados, másteres e incluso carreras para poder optar a puestos que requieren menos cualificación y así no ser automáticamente descartados por las empresas.

Empezaré comentando mi opinión respecto a este delicado tema: el currículum “light”. Puedo perfectamente comprender que se haga. De hecho, yo lo he hecho en alguna ocasión. Cada uno tiene sus circunstancias, y la necesidad de trabajar es siempre imperiosa. Para lo cual, uno hace lo que tenga que hacer. Pero, lo cierto, es que no lo veo recomendable. Puede tener más efectos nocivos de los que piensas.

crisis_identidadPérdida de Autoestima

La principal razón es que es un dardo envenenado que lanzas sobre la confianza en tus habilidades. El simple acto de suprimir una línea de tu CV puede suponer más de lo que parece. Puede hacer que empieces a pensar que tus títulos no valen lo suficiente, que el esfuerzo que has llevado a cabo para conseguirlos no vale la pena, que no has elegido la formación adecuada para prosperar en el mundo laboral actual, que básicamente has perdido el tiempo,… Estos pensamientos negativos se pueden agolpar en tu mente y tener efectos destructivos sobre tu confianza. Es conveniente que midas tus sensaciones respecto a esto, que consideres si puedes llevar este hecho sin que tu moral se vea afectada y tomes una decisión  al respecto.

Ajustar tu CV en todos tus perfiles

Otro punto a tener en cuenta es que debes ser precavido a la hora de ajustar tu perfil en todas las webs de búsqueda de empleo. Si decides cambiar tu CV debes hacerlo en todos los portales. Tu imagen podría verse perjudicada si hay incongruencias. Lo mismo, en el caso que optes por omitir experiencia, debes tener cuidado con los saltos en el horizonte temporal al describir tu vida laboral en el CV.

Dejar pasar una verdadera oportunidad

Puede ocurrir también que al devaluar tu CV puedas dejar pasar una oportunidad laboral que se ajuste más a tu perfil profesional. A veces, cegados por obtener un trabajo, sea cual sea, caes en el error de ocultar información que puede ser valiosa para otra vacante que vaya más con tu formación o experiencia. Realmente tú no conoces los planes de la empresa, y es muy inteligente adaptar tu perfil a lo que tú crees que se demanda, pero ocultar algo puede hacer que pierdas una oportunidad. Desde luego, es un riesgo sobre el que decidir si asumes o no.

Gafas_groucho¿Sabrás sobrellevar el engaño?

 Convivir con una mentira, llamémosle omisión para no dramatizar, puede no resultar fácil de llevar. Es agotador mantener tu coartada durante una entrevista y podrías llegar a caer en contradicciones que impidan tu contratación, incluso para el puesto menos cualificado al que optabas, lo cual puede derrumbar aún más tu autoestima, con el peligro de entrar en barrena. Demasiado complicado.

¿Afectará a tu rendimiento?

Otra circunstancia es la motivación con la que vas a afrontar ese puesto de trabajo, recordemos por debajo de tu perfil. Lo normal es sentirse desaprovechado, por lo que podrías caer en el error de descuidar tus funciones, y no ser lo suficientemente profesional, aún para llevar a cabo tareas para las cuales, en teoría, estás sobradamente preparado. En un puesto de trabajo, la motivación es el 80%, es la gasolina que te lleva a sacar adelante tus labores y a prosperar.

La empresa puede desconfiar

Vale que no es un engaño con mala fe, al contrario, la finalidad es tan digna como ganarse el pan pero, desde el punto de vista empresarial, ocultar algún tipo de información no es algo agradable. Puede generar una desconfianza inicial difícil de recuperar y esto, desde luego no es lo más recomendable para entablar una relación profesional, tampoco personal, y meto coletilla.

Creo una herramienta que puede desempeñar una importancia vital en estos casos es la carta de presentación. Ésta te permite escribir de una manera más desahogada sobre tu situación laboral y aspiraciones, sin tener que encorsetarte en el espacio limitado del que a veces dispones en el CV. ¡No vayas a redactar tu biografía!. Explica que, aparte de la formación o experiencia que posees estás dispuesto a reciclarte o a optar a otro puesto que, en el futuro pueda suponer un crecimiento profesional. Mostrar una buena predisposición (eso sí, sin rebajarte y mostrar desesperación) siempre ayuda.

En definitiva, creo lo conveniente a la hora de modificar tu CV es potenciar los puntos que podrían encajar con la oferta en cuestión, hay que ser inteligentes, pero sin suprimir aspectos de tu perfil, no sabes cuando te van a poder ser útiles. Al final tu formación y experiencia es algo que define tu persona, más allá incluso del mero aspecto profesional, no la omitas.

Créeme, no juegues a ser Peter Parker y Spiderman, o Bruce Wayne y Batman, porque puedes acabar desquiciado convertido en el Duende Verde o peor, en el Joker…

¿Qué opinas sobre el currículum B?