Las RR.SS. en RR.HH. Arma de doble filo

Recientemente Kevin Hart era anunciado como presentador para los Oscar de 2019. A los dos días, renunciaba para no ser una distracción ante la horda de Twitter que lo masacraba recordándole ciertos chistes homófobos de su pasado. Recuerdo a Fátima Báñez, ex-ministra de Empleo, tuiteando sus grandes logros jugando al Bubbles Shooter Adventures mientras Europa decidía el rescate bancario de España. Nacho Vigalondo (según cuentan después de haber echado unas copas) tuiteaba chistes sobre el Holocausto, que le llevaron a perder un contrato de colaboración que tenía con El País. ResbalónUno de los casos más llamativos fue el de Justine Sacco, directora de comunicación de un importante portal de Internet y que, antes de viajar a Sudáfrica tuiteaba: “Me voy a África. Espero no pillar el sida. Es broma. !Soy blanca!”. El tuit, aparte de su puesto en la compañía, le costó miles de comentarios tachándola de racista, explicando ella misma en una entrevista posterior que el desafortunado mensaje le había arruinado la vida.

Estoy bastante a favor de las redes sociales, forman parte de nuestra vida, me parecen un medio fundamental, muy útil para determinadas funciones como la comunicación instantánea con cualquier Sigue leyendo