Mentiras y verdades sobre… las ETTs

Las ETTs (Empresas de Trabajo Temporal) son compañías cuya actividad consiste en la contratación de trabajadores para cederlos temporalmente a otra empresa.

Por relatar brevemente su funcionamiento, son entidades que ejercen de intermediarios laborales. El trabajador es realmente contratado por la ETT, por lo que es la ETT la que responde ante él a efectos de cotización a la Seguridad Social, pago de nóminas, prestación por desempleo, formación a través de cursos, accidentes de trabajo, bajas por enfermedad común o prevención de riesgos laborales. Esta unión se traduce en la redacción de un contrato laboral.

¿Son las ETTs el circo del empleo?
¿Son las ETTs el circo del empleo?

Luego se establece otro vínculo entre la ETT y la empresa usuaria, cuya figura documental es el CPD (Contrato de Puesta a Disposición), que tiene por objeto la cesión del trabajador para prestar servicios en la empresa cliente, quedando el trabajador sometido al poder de dirección de la empresa usuaria. Este ente abona una determinada cantidad a la ETT por esta cesión.

Existe una cantidad de bulos enormes en torno a la labor de las ETTs. Desde luego, no dejan de ser empresas, por lo que su carácter es claramente lucrativo (está claro que no son ONGs), pero siempre ha existido una tendencia a demonizar las mismas.

Una falacia que gira mucho alrededor de estas compañías es que la ETT se queda con parte del salario del trabajador. Por el funcionamiento que expliqué anteriormente queda claro que los vínculos son totalmente distintos entre ETT y trabajador, y ETT y empresa usuaria. Las Sigue leyendo

Anuncios

6 razones por las que NO tener un currículum B

Desgraciadamente en la actualidad, y a raíz de la precaria situación laboral por la que atravesamos, es muy común, sobre todo, entre los jóvenes que finalizan sus estudios y se incorporan al mercado laboral, devaluar su currículum, es decir ocultar títulos como postgrados, másteres e incluso carreras para poder optar a puestos que requieren menos cualificación y así no ser automáticamente descartados por las empresas.

Empezaré comentando mi opinión respecto a este delicado tema: el currículum “light”. Puedo perfectamente comprender que se haga. De hecho, yo lo he hecho en alguna ocasión. Cada uno tiene sus circunstancias, y la necesidad de trabajar es siempre imperiosa. Para lo cual, uno hace lo que tenga que hacer. Pero, lo cierto, es que no lo veo recomendable. Puede tener más efectos nocivos de los que piensas.

crisis_identidadPérdida de Autoestima

La principal razón es que es un dardo envenenado que lanzas sobre la confianza en tus habilidades. El simple acto de suprimir una línea de tu CV puede suponer más de lo que parece. Puede hacer que empieces a pensar que tus títulos no valen lo suficiente, que el esfuerzo que has llevado a cabo para conseguirlos no vale la pena, que no has elegido la formación adecuada para prosperar en el mundo laboral actual, que básicamente has perdido el tiempo,… Estos pensamientos negativos se pueden agolpar en tu mente y tener efectos destructivos sobre tu confianza. Es conveniente que midas tus sensaciones respecto a esto, que consideres si puedes llevar este hecho sin que tu moral se vea afectada y tomes una decisión  al respecto.

Ajustar tu CV en todos tus perfiles

Otro punto a tener en cuenta es que debes ser precavido a la hora de ajustar tu perfil en todas las webs de búsqueda de empleo. Si decides cambiar tu CV debes hacerlo en todos los portales. Tu imagen podría verse perjudicada si hay incongruencias. Lo mismo, en el caso que optes por omitir experiencia, debes tener cuidado con los saltos en el horizonte temporal al describir tu vida laboral en el CV.

Dejar pasar una verdadera oportunidad

Puede ocurrir también que al devaluar tu CV puedas dejar pasar una oportunidad laboral que se ajuste más a tu perfil profesional. A veces, cegados por obtener un trabajo, sea cual sea, caes en el error de ocultar información que puede ser valiosa para otra vacante que vaya más con tu formación o experiencia. Realmente tú no conoces los planes de la empresa, y es muy inteligente adaptar tu perfil a lo que tú crees que se demanda, pero ocultar algo puede hacer que pierdas una oportunidad. Desde luego, es un riesgo sobre el que decidir si asumes o no.

Gafas_groucho¿Sabrás sobrellevar el engaño?

 Convivir con una mentira, llamémosle omisión para no dramatizar, puede no resultar fácil de llevar. Es agotador mantener tu coartada durante una entrevista y podrías llegar a caer en contradicciones que impidan tu contratación, incluso para el puesto menos cualificado al que optabas, lo cual puede derrumbar aún más tu autoestima, con el peligro de entrar en barrena. Demasiado complicado.

¿Afectará a tu rendimiento?

Otra circunstancia es la motivación con la que vas a afrontar ese puesto de trabajo, recordemos por debajo de tu perfil. Lo normal es sentirse desaprovechado, por lo que podrías caer en el error de descuidar tus funciones, y no ser lo suficientemente profesional, aún para llevar a cabo tareas para las cuales, en teoría, estás sobradamente preparado. En un puesto de trabajo, la motivación es el 80%, es la gasolina que te lleva a sacar adelante tus labores y a prosperar.

La empresa puede desconfiar

Vale que no es un engaño con mala fe, al contrario, la finalidad es tan digna como ganarse el pan pero, desde el punto de vista empresarial, ocultar algún tipo de información no es algo agradable. Puede generar una desconfianza inicial difícil de recuperar y esto, desde luego no es lo más recomendable para entablar una relación profesional, tampoco personal, y meto coletilla.

Creo una herramienta que puede desempeñar una importancia vital en estos casos es la carta de presentación. Ésta te permite escribir de una manera más desahogada sobre tu situación laboral y aspiraciones, sin tener que encorsetarte en el espacio limitado del que a veces dispones en el CV. ¡No vayas a redactar tu biografía!. Explica que, aparte de la formación o experiencia que posees estás dispuesto a reciclarte o a optar a otro puesto que, en el futuro pueda suponer un crecimiento profesional. Mostrar una buena predisposición (eso sí, sin rebajarte y mostrar desesperación) siempre ayuda.

En definitiva, creo lo conveniente a la hora de modificar tu CV es potenciar los puntos que podrían encajar con la oferta en cuestión, hay que ser inteligentes, pero sin suprimir aspectos de tu perfil, no sabes cuando te van a poder ser útiles. Al final tu formación y experiencia es algo que define tu persona, más allá incluso del mero aspecto profesional, no la omitas.

Créeme, no juegues a ser Peter Parker y Spiderman, o Bruce Wayne y Batman, porque puedes acabar desquiciado convertido en el Duende Verde o peor, en el Joker…

¿Qué opinas sobre el currículum B?

¿Eres pesimista respecto a tu futuro laboral?

El gran Woody Allen decía que él no ve nunca el vaso vacío, lo ve lleno, pero de veneno…

El pesimismo es una arma de destrucción masiva. No ficticia, como las que buscaba Bush en Iraq, sino muy real. Llevándolo a la faceta de búsqueda de empleo y perspectiva laboral, puede soterrar tus esperanzas de mejora en tu carrera, casi antes de empezar.

Capitan-optimismo-vs-pesimista-man El otro día me encontré con un antiguo compañero de universidad, después del típico intercambio trivial sobre el tiempo que llevábamos sin vernos, me empezó a contar sobre su situación laboral, contratado precariamente, mal pagado, satisfaciendo exigencias de superiores a los que ni soportaba ni respetaba. Me habló de que era demasiado joven para ser tenido en cuenta en su empresa,  pero demasiado viejo para empezar de cero en otra compañía. Tenía la mirada perdida y los hombros caídos. Me habló de generación perdida, de desempleo desenfrenado, de horas extraordinarias sin pagar, de frustración, de sueños rotos, …   ¿Te suena el discurso?. A mí si, de hecho, lo he estado practicando durante años, y reconozco que, de vez en cuando, caigo en sus redes, atrapado por una energía negativa superior a mis fuerzas, como Caroline yendo hacia la luz en Poltergeist.

Negar la triste realidad laboral sería de necios, pero dejarte imbuir por ese torrente de negatividad puede destrozarte. Creo el equilibrio se encuentra en ser optimistas informados (expresión comunmente usada cuando se habla de búsqueda de empleo). Y es acerca de Sigue leyendo